Ciudades Inteligentes, Tendencias y Desarrollos

Desde redes eficientes y transportes automatizados, hasta edificios inteligentes y compatibilidad con dispositivos móviles para hacer más cómodo nuestro día a día, el propósito de una Ciudad Inteligente es simple: Mejorar la Calidad de Vida mediante un mejor uso de los recursos, al mismo tiempo que se promueve el crecimiento económico.


Si bien, la idea de crear Ciudades Inteligentes no es sólo sobre la energía o los edificios. Se trata de un enfoque en todo el ecosistema: la educación de los habitantes, el crecimiento económico que puede traer y qué oportunidades puede ofrecer para brindar comodidad y eficiencia en el día a día.


El diseño de las ciudades inteligentes debe estar comprometido 100% con el estilo de vida de las personas que la habitan (o habitarán en un futuro). En este sentido, no sólo se considera la forma en cómo se construyen sus edificios, sino cómo los edificios se adaptan a las necesidades de una sociedad dentro de un este espacio geográfico.


Convivencia Humana + Datos + Tecnología = Ciudades Inteligentes.


Se estima que el mercado global de Ciudades Inteligentes crezca de USD $312 Billones en 2015 a $758 Billones para el 2020.


Si bien, la adopción de los avances tecnológicos juega un papel fundamental en la creación o transformación de las Ciudades Inteligentes, no todas las tecnologías tienen la misma prioridad; por lo que el acceso a la electricidad, contar con transportes eficientes, implementar sistemas para mejorar la seguridad y trabajar en el tratamiento de desperdicios, son la base de todos los rubros que logran consolidar una Ciudad Inteligente.


Dentro del tema de la energía que mueve a las ciudades, sin lugar a dudas, ésta debe ser disruptiva; no sólo en cómo es creada, sino en cómo se convierte en un medio más eficiente al alimentar todos los sistemas y dispositivos que forman parte del gran escenario.


Los transportes, como parte indispensable de las ciudades, deben cubrir de la forma más practica las necesidades en traslados y comunicación. Hablamos de pensar en tener vehículos no tripulados, totalmente automatizados e inteligentes que no requieran de combustión para su funcionamiento y lo hagan de manera totalmente eléctrica.


Una Ciudad Inteligente es capaz de proveer equidad en la infraestructura pública que la sostiene, teniendo como complemento sistemas privados para los inmuebles con necesidades específicas.


Construir una Ciudad Inteligente conlleva una estrategia muy específica y algunos retos como la unión como sociedad al inculcar una nueva cultura o comportamiento, la transición hacia automatización de los procesos en las actividades diarias y la privacidad, respetando el alcance que puede llegar a tener la tecnología y la información que la contiene.


Por supuesto, la urbanización en las Ciudades Inteligentes es el resultado de la implementación de la tecnología, siendo complementada con reglamentos y leyes. Esto tiene el objetivo de crear una convivencia completamente civilizada, que funcione de manera eficiente y facilite la vida de todas las personas dentro de la ciudad..


#automatizacióndecasas #ciudadesinteligentes #automatizaciondeedificios

Entradas destacadas